Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana Vázquez
Viernes, 19 de mayo de 2017
SE ENTREGARON OCHO GALARDONES

La colaboración entre particulares, empresas e instituciones es reconocida en los Premios Diputación

Guardar en Mis Noticias.

La Academia de Artillería acogió el acto de entrega de unos premios que tuvieron varios protagonistas, entre ellos, el director de cine Raúl Arévalo, quien no pudo estar presente en el evento pero aseguró estar en deuda con Segovia.

[Img #40280]

 

La Academia de Artillería se ha convertido en los últimos años en escenario versátil para ciudad y provincia, gracias a la disposición del centro militar a acoger cualquier tipo de evento dentro de un orden. Abierto a la ciudadanía y dispuesto a abandonar su etiqueta de lugar cerrado al público, ayer acogía los Premios Diputación, que en las categorías Alimentos de Segovia, Deporte, Empresas, Juntos, Cultura, Sociedad, Turismo y el Premio Especial del Jurado, iban a parar a manos de la Asociación para el Desarrollo del Garbanzo de Valseca, el Circuito de Carreras Pedestres, Precocinados El Campo, la Mancomunidad de La Atalaya, el Centro de Interpretación de Folklore de San Pedro De Gaíllos, la Hermandad de Donantes de Sangre, la Junta de Cofradías y el director de cine Raúl Arévalo.


Ausente, afortunadamente, por motivos laborales, el actor y director ponía fin a una entrega de Premios ligera y sencilla, con un vídeo en el que decía "deber una" a la provincia y esperaba "estar ahí el año que viene apoyando con lo que sea a Segovia". Sus padres recogían emocionados un reconocimiento en forma de reproducción escultórica de los Hermanos de Leche de Aniceto Marinas que Raúl Arévalo empezó a ganarse desde que imaginaba películas en casa de sus abuelos y terminó de merecerse el día que, Goya en mano, se acordó en su discurso del "mejor pueblo del mundo, Martín Muñoz de las Posadas".


El de Arévalo era el único premio ayer escogido 'a dedo' por un Francisco Vázquez, presidente de la Diputación, que clausuró el acto señalando que "la relación de los distinguidos de esta noche viene a demostrar que vivimos en una provincia que se mueve por el progreso y la solidaridad". No en vano, en muchas de las intervenciones de los premiados, se destacó esa cooperación entre ayuntamientos, empresas y particulares que hacen que Segovia "esté viva", como afirmaba Asunción Llorente, alcaldesa de San Pedro de Gaíllos, algo que tambien certificaba el hecho, por ejemplo, de que la categoría con mayor número de candidatos presentados fuese Empresas.


En total, en esta quinta edición, según reveló la periodista Elena Rubio, encargada de conducir el acto, se presentaron 66 candidaturas, 14 más que el año pasado. "El jurado no lo ha tenido nada fácil", coincidían en señalar tanto la presentadora como el presidente de la institución provincial, quien animaba a los no galardonados a seguir presentándose y felicitaba a los premiados por su labor, realizada muchas veces "de una manera silenciosa y poco reconocida".


Entre las intervenciones de agradecimiento, destacaban las palabras, por ejemplo, de Mariano de Frutos, presidente de la Hermandad de Donantes de Segovia, quien se dirigía a los donantes para afirmar que con su "buen hacer, estais dando vida a todas las personas que lo necesitan", o las de Silvia Muñoz, gerente de Precocinados El Campo, quien recordaba los momentos de dificultad vividos por los empresarios en los últimos años y señalaba que "la competitividad de una empresa y la salud de la sociedad en la que opera están relacionadas". Además, Daniel Sacristán, quien recogía el premio en la categoría Deporte, manifestaba que el galardón hace "creer y trabajar más en nuestra filosofía de dar a conocer la provincia a través del deporte, combinando cultura, patrimonio y naturaleza". Por último, durante la gala de entrega de premios no faltaron las menciones a la deseada búsqueda de la marca de garantía para el garbanzo de Valseca, ni tampoco para la felicidad que supuso para la Junta de Cofradías de Segovia alcanzar el Interés Turístico Nacional para la Semana Santa de la ciudad.


Una vez concluida la entrega y recogida de premios, los reconocidos posaron con sus esculturas para una foto de familia que este año se ha visto aumentada con la concesión del Premio Cultura y que, quién sabe si el año que viene, quizás en el mismo escenario o quizás de nuevo en el Teatro Juan Bravo, seguirá creciendo o no.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress