Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Ana Vázquez
Jueves, 16 de febrero de 2017
47 PINTURAS, 25 OBJETOS, 14 FOTOGRAFÍAS Y 20 PIEZAS DE CRISTAL COMPONEN UNA EXPOSICIÓN CON DOS SEDES

Carlos León abre las puertas a los segovianos a sus 'Estancias'; un conjunto de cuadros, ensamblajes y fotos

Guardar en Mis Noticias.

La exposición se completa con 'Pintura en transparencia', una muestra de piezas de vidrio que se expone en el Museo Tecnológico del Vidrio de la Real Fábrica de Cristales de La Granja, sobre las cuales Carlos León también ha experimentado el poder de su inspiración.

[Img #38471]

 

Tiene apellido de fiera, y un juego de sillas enjauladas a la entrada de la exposición que hasta el 4 de junio desgarrará en las paredes del Museo Esteban Vicente, intimida al entrar: "nada que no supieses, nada que no temieses". Así da la bienvenida Carlos León a los visitantes a una muestra "de las más completas que se ha dedicado al artista hasta el momento", como desvelaba Ana Doldán, directora del museo de arte contemporáneo de Segovia, en la presentación esta mañana de 'Estancias', un nombre que da cuenta de que León ha vivido en distintos lugares y también de que "en el Museo hemos creado cuatro estancias con títulos evocadores donde conviven pintura, objetos y fotografía", como terminaba de explicar Doldán.


El intimidatorio cartel es la cancela de 'Estanques', la primera de estas estancias que se completan con 'Casamientos', 'Días y las horas', 'Nombre de los meses' y también con la prolongación de la muestra, 'Pintura en Transparencia', que tiene lugar en el Museo Tecnológico del Vidrio, dando a la exposición un novedoso y provincial formato.


Una vez dentro de esos estanques, el visitante se hunde, irremediablemente en el color de 'El estanque cifrado', en el que una B gigante del revés intenta obstaculizar la caída. Sin embargo, Carlos León, con la utilización del dibond, un panel blanco de aluminio, como principal soporte de los cuadros de esta exposición, logra que el hundimiento atrape a quien observa la obra, que de manera natural encuentra relieves entre las formas de la pintura y engaña al ojo asegurándole que se encuentra delante de un cuadro en tres dimensiones.


Estos 'Estanques', según relataba el artista a medida que iba paseando por la exposición habían sido creados de forma explícita para esta exposición, una muestra que León comenzó a preparar con la dirección del Museo y José María Parreño, comisario de la misma, en el año 2015. "Sus cuadros son impresionantes en sus dimensiones, su colorido, su intensidad, en su trabajo... Han sido pintados en un cuerpo a cuerpo, con las manos y dibujan una naturaleza que no está pintada, sino que se muestra con el azar y el impulso generador de vida", comentaba Parreño. "Las vísceras", añadía.


El comisario de la muestra, además, avisaba de que "no se trata tanto de averiguar qué quieren decir las obras, sino qué siento delante de ellas". Y lo cierto es que ese 'qué siento' es diferente a través del paso de las 'Estancias'. Así, tras el hundimiento en el color y la grandeza de la primera sala, a quien visita la muestra le entran unas repentinas ganas de cantar 'Oniria e insomnia', canción de Love of Lesbian en la que Santi Balmes, su vocalista, dice "atrévete a acompañarme, vamos a andar por los cables". Y por los cables no, pero Carlos León lleva por una sala de muebles superpuestos, de letras sueltas, de jaulas abiertas, de lámparas y de lana que "quizás en otra vida fueron un mismo ser". 'La vida secreta de los muebles', titula a la sala, y continúa el camino para llegar a un pasillo de fotografías pintadas y de una escultura a la que León prefiere no llamar tal, sino ensamblaje, y en la que por azar, por destino o por intención "hielo" y "hierro", palabras a las que sólo separa 'una' letra, se escriben en inglés.


"Es difícil resumir todas las cosas que uno querría contar aquí: emociones, observaciones que quizás valía la pena evocar...es una exposición muy deseada, ya que a todo artista le gusta que la población en la que vive, la gente que le rodea pueda tener acceso a su obra y pueda verla en unas condiciones adecuadas", reflexionaba un León que instantes más tarde reconocía que "es la primera vez en mi vida en la que muestro varias facetas de mi trabajo". Unas facetas que los segovianos podrán disfrutar por partida doble, en el Real Sitio -"disfruto sabiendo que tiene dos sedes", admitía- y en el Museo Esteban Vicente, en el que el piso de arriba sabe y se ve a vino. Descubrir cómo es sencillo; sólo hay que atreverse a cruzar la bienvenida y pasear por cada una de las 'Estancias' de la fiera de León.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Segoviadirecto.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress