Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Zoquejo
Jueves, 14 de junio de 2012

La Junta pide amparo al Constitucional por la vulneración de su derecho de defensa en las sentencias de las vacaciones fiscales

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

El Consejo de Gobierno ha abordado esta mañana la interposición de ocho recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional por la vulneración del derecho de defensa de la Junta de Castilla y León en las últimas sentencias sobre el Impuesto de Sociedades del País Vasco. Se trata de un paso más en la defensa de las empresas de la comunidad, puesto que el objetivo es evitar que las diputaciones forales apliquen tipos fiscales reducidos a las compañías que operan en las tres provincias vascas. Con ello se lograría que unas y otras compitieran en situación de igualdad.

Desde 1996 las diputaciones vascas favorecen a las empresas asentadas en su territorio con un Impuesto de Sociedades inferior al vigente en las demás autonomías, así como con ventajas tributarias que no existen en el resto de España y que les permiten pagar menos. En opinión de la Junta, se trata de un claro ejercicio de competencia fiscal desleal que perjudica a las comunidades limítrofes, entre las que se encuentra Castilla y León. Por eso el Ejecutivo regional ha intentado siempre impedir la aplicación de este tipo de normas forales.

Conviene recordar, en este sentido, que lo que se conocen como vacaciones fiscales vascas han sido recurridas sistemáticamente tanto por Castilla y León como por La Rioja ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). El conflicto ha llegado hasta el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), con sede en Luxemburgo, que ha intervenido tanto a raíz de procedimientos iniciados por la Comisión Europea como a petición de tribunales españoles. Las sentencias que ha dictado hasta ahora afectan a ayudas selectivas a empresas, que considera incompatibles con el mercado común.

El 11 de septiembre de 2008 el TJUE dictaminó, asimismo, que el TSJPV debía comprobar si las diputaciones forales contaban con la autonomía institucional, de procedimiento y económica que son necesarias para dictar normas fiscales ajustadas a la legalidad europea. La tesis de Castilla y León es que carecen de esta última, porque el coste de las decisiones tributarias del País Vasco no lo soportan en exclusiva los vascos, sino que lo asumen el resto de los españoles vía transferencias del Estado.

Castilla y León, privada de la posibilidad de probar su postura

El TSJPV ignoró el mandato del Tribunal de Luxemburgo. Es decir, eludió realizar las diligencias solicitadas por el TJUE -que hubieran permitido dilucidar si la Junta estaba en lo cierto- y dictó sentencias sin más trámite, privando a Castilla y León de toda posibilidad de alegar y probar su postura. Esto obligó al Gobierno autonómico a presentar ocho recursos de casación en 2009 y 2010 ante el Tribunal Supremo (TS).

Este órgano judicial los desestimó el pasado mes de abril, una decisión incomprensible tanto para la Junta como para tres magistrados del TS, que discrepan del resto de la sala y han expresado su disconformidad a través de otros tantos votos particulares. Máxime cuando el propio Tribunal Supremo, en sentencia de 9 de diciembre de 2004, decretó la nulidad de las normas forales de 1996 sobre el Impuesto de Sociedades que fijaban un tipo inferior al estatal para las empresas ubicadas en el País Vasco.

De ahí que la Junta, por iniciativa de la Consejería de Hacienda, haya acordado presentar ocho recursos de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC). El fin último de esta medida es que se anulen los pronunciamientos judiciales precedentes y el asunto se resuelva tras practicar las pruebas que ordenó realizar el Tribunal de Luxemburgo hace casi cuatro años.

El TC tiene pendiente pronunciarse sobre un recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la Junta, el relativo al llamado blindaje del concierto económico vasco, que impulsado por el anterior Gobierno socialista de España ha dejado a la comunidad en una situación de indefensión, en la medida en que le impide recurrir las normas forales ante los tribunales ordinarios.

Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Zoquejo.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress