Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Zoquejo
Martes, 8 de mayo de 2012
SILVIA CLEMENTE, EN EL I CONGRESO PROVINCIAL DE LA UNIÓN DE PEQUEÑOS AGRICULTORES Y GANADEROS DE SEGOVIA

El número de solicitantes de la PAC en 2012 será similar a la cifra del pasado año

Guardar en Mis Noticias. Enviar por email

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha tramitado un total de 94.254 solicitudes únicas de ayudas de la Política Agrícola Comunitaria 2012. El plazo de presentación, ya concluido, ha transcurrido desde el 2 de febrero hasta el pasado 30 de abril. Se trata de una cifra provisional. Según estos datos se prevé un incremento de un 1% de la superficie sembrada de cereales de invierno y un aumento de de un 17% de la superficie de oleaginosas.

Así lo ha dado a conocer la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, durante la inauguración del I Congreso Provincial de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Segovia. La cifra de solicitudes está siguiendo una tendencia en los últimos años a estabilizarse tras la reforma de la PAC de 2003 cuyo primer año de aplicación en España fue 2006, y después del continuo proceso de cambio del pago único y la integración progresiva de diferentes sectores.

Como ha explicado la consejera de Agricultura y Ganadería, las ayudas contempladas en la convocatoria de este año, para una cifra de más de 1.000 millones de euros en su conjunto, de los que 950 millones proceden de fondos europeos (FEAGA Y FEADER) y 50 millones con financiación de la Junta de Castilla y León y del Ministerio, son: Régimen de Pago Único por explotación, la ayuda que se concede al titular de la explotación que disponga de derechos, con independencia de los cultivos que siembra, y sujetas al respeto de las normas de condicionalidad y buenas prácticas agrarias en las superficies declaradas; pagos específicos a los productores de frutos de cáscara, algodón y remolacha azucarera; pagos acoplados a los productores de vacas nodrizas; ayudas específicas a determinados sectores productivos  vinculados a producciones de calidad o considerados más vulnerables desde el punto de vista de la rentabilidad económica y también de la sostenibilidad; y ayudas cofinanciadas por el FEADER para actuaciones agroambientales, indemnización compensatoria a los agricultores y ganaderos con explotaciones en zonas desfavorecidas y para agricultores que utilicen los servicios de asesoramiento a las explotaciones.
 
La provincia con mayor número de solicitudes ha sido Zamora, con 13.754, el 14,6%; seguida por León con 13.191 peticiones de pago, el 14%; y Burgos con 12.015 solicitudes presentadas, 12,7%.

De las solicitudes registradas, 94.047, es decir el 99,8 % de total, como ha explicado la consejera, se han realizado por medio de internet utilizando la aplicación informática y el sistema de registro telemático desarrollada por la Junta de Castilla y León. Se trata de un sistema que simplifica la gestión, ya que no es necesaria la presencia física del solicitante ni de documentación en papel; permite agilizar el pago de las ayudas; y además, ofrece una mayor seguridad ya que se reducen las incidencias en los trámites administrativos.
 
Este sistema se puso en marcha en la campaña 2007 y desde ese momento se ha incrementado progresivamente las solicitudes presentadas vía telemática a la vez que se ha reducido de forma significativa la aportación de documentos en papel como se puede comprobar en la gráfica siguiente. En el año 2012, el 75% de los solicitantes no han  tenido que presentar documentación en formato papel y el 15% solamente ha necesitado aportar un documento.
 
Pagos de las Ayudas
 
A partir de este momento, los agricultores y ganaderos disponen de todo el mes de mayo para revisar los datos declarados en su solicitud y efectuar las modificaciones que consideren necesarias en sus planes de cultivos, especialmente aquellas relacionadas con las siembras de los cultivos de verano.
 
Posteriormente la Junta de Castilla y León desarrollará todos los procesos de control administrativo y verificaciones, con el objeto de poder determinar las superficies admisibles para la percepción de las ayudas y cumplir con el calendario de pagos que de forma oficial se inicia el 1 de diciembre. La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha manifestado su disposición, como ha venido realizando en campañas anteriores, a anticipar los pagos en las fechas y condiciones que finalmente determine la Comisión Europea.
 
Balance provisional de superficie sembrada
 
Teniendo en cuenta los datos de las solicitudes de la PAC 2012, y a la espera de las cifras definitivas una vez concluya el mes de mayo, este año, como ha indicado Silvia Clemente, se prevé un ligero incremento de un 1%, de la superficie sembrada de cereales de invierno en comparación con el pasado año, con una superficie aproximada de 1.941.083 hectáreas, de las cuales por especies destacarían: 789.062 hectáreas de trigo, 928.356 de cebada y 103.956 de avena, 106.586 de centeno, y 11.710 de triticale.   
 
Las cifras reflejan un fuerte incremento, un 17%, de la superficies dedicadas a Oleaginosas (colza y girasol) fundamentalmente motivado por el aumento de la superficie dedicada al girasol y que en su conjunto podrían superar las 323.134 hectáreas.
 
Los datos prevén estabilidad en la superficie destinadas a proteaginosas y leguminosas de grano, en torno a las 132.990 hectáreas. Según estos primeros datos, se deduce un descenso en las superficies destinadas a cultivos de regadío con altos requerimientos en disponibilidad de agua en concreto maíz, remolacha y patata.
 
En cuanto a las tierras sin cultivo, es decir dedicadas al barbecho, se prevén en torno a 524.333 hectáreas. En concreto 68.868 hectáreas menos que el pasado año que han sido sustituidas por el cultivo de forrajes y de oleaginosas.
 
Según los datos que arroja este balance provisional, las declaraciones de siembra y otras utilizaciones efectuadas por los agricultores y ganaderos de Castilla León, han respondido, como ha explicado Clemente, a decisiones adoptadas con criterios agronómicos y de búsqueda de rentabilidad de las explotaciones, considerando por un lado las situaciones de los mercados de las diferentes materias primas y, por otro, los costes de producción así como la disponibilidad de un recurso tan esencial para las producciones intensivas de verano como es el agua, y no influyendo el modelo de aplicación de las ayudas.


Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Zoquejo.com • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress